mis amados lectores

jueves, 24 de marzo de 2011

rescatame de aqui!

Capitulo seis: ¿provocándome?



aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa

-          Mucho gusto Edward- ¡vaya gusto!- como te dije hace un instante mi nombre es MARIANA González- se lo remarque- y no Isabella Swan, ¿me entiendes bien? ¿o tengo que explicártelo en francés?
-          Mmm…- hiso como que estuviera pensando en la respuesta, le gruñí- huí, huí que estas de mal humor- se acerco hacia mi y rozo con las yemas de sus largos dedos, mis ojeras que estaban color purpura… casi pasando al negro fosforescente. De nuevo quede en shock. Una corriente eléctrica recorrió mi cuerpo, desde la punta de mi cabello, hasta los dedos de mis pies, y supe que en su caso había ocurrido lo mismo, ya que cerró los ojos y sonrió con una sonrisa predilecta.
-          Parece que tienes sed- abriendo los ojos, que de pronto tenían una tonalidad oscura. Le siseé ¿Cómo se le ocurría hacer semejante comentario sabiendo mi estado de animo? El retiro la mano de mi rostro. Lastima.
-          Pareces una neófita- comento con una sonrisa burlona en su angelical rostro.
-          De neófita no tengo nada querido.
-          ¿Cuántos años tienes?
-          Ciento veinte- respondí sin dudar
-          Vez… vez… - haya vamos de nuevo… rodee mis ojos
-          Shiit, ni se te ocurra decirlo.
-          Mmm ok… MARIANA- dijo mi… el nombre remarcándolo, y supe por su tono que no me creía nada de nada- entonces ¿quieres cazar?-
-          pero… pero… - no lo podía creer, estaba anonadada- ¡acabas de ahuyentar mi presa! ¡¿y me dices que vallamos a cazar?! ¿Qué te pasa? ¿acaso tienes personalidades múltiples? ¿eres bipolar?  
-          Jajaja mejor vamos luego… pero te digo algo ahí distintas formas de cazar
-          Emmm ¿otras formas de cazar? ¿a que te refieres? – pregunte temerosa ¿a que se refería?
-          Ven vamos… - yo dude- confía en mi-

Me incito mirándome con gran intensidad, por un momento me sumergí en sus ojos de un exquisito color dorado, me sumergí en lo mas profundo del y supe que podía confiar en aquel estúpido vampiro sexy. A si que le sonreí, con unas de las sonrisas mas sinceras que pude expresar. Yo no era de mucho sonreír… mejor dicho yo casi nunca sonreía.
Comenzamos a correr entre los arboles, era todo de una espesa masa verde, era muy bonito, me hubiera gustado a ver vivido allí, el repentino pensamiento me dejo helada, mas de lo que ya era.

-          ¿te das cuanta que cuando animas ahí en el bosque se esconde a nuestro paso?- Edward me saco bruscamente de mis escalofriantes pensamientos- eso comprueba lo que somos. Unos monstruos dijo con tono entristecido.
-          Es lo que somos y ya no hay vuelta atrás. No consigues nada con atormentarte con algo que esta fuera del alcance de tus manos, es algo que tú no puedes cambiar.
-           Mmm buen punto de vista- me alabo.

No me había dado cuanta con la conversación, pero ya no íbamos tan rápido. Poco a poco íbamos reduciendo más velocidad.
Habíamos llegado a un lugar ampliamente abierto, a donde podíamos ver a unos enormes alces comiendo del pasto, se podía escuchar lo fuertes palpitares de sus grandes y pesados corazones bombardeando sangre a grandes cantidades.
Fue allí donde caí en cuanta. ¿Cómo no fui capaz de verlo antes? ¿Es que acaso no era demasiado obvio? Parece que Edward y su belleza me ponían estúpida “ahí otra forma de cazar· había sido demasiado claro. Un escalofrió recorrió mi cuerpo.

-          Oh, oh- fue lo único que atine a decir. Edward no me quitaba la mirada de enzima. No sabia como decirle que ni aunque no existiera un diminuto humano en la basta tierra, probaría esa asquerosidad de sangre, que hasta probablemente me debilitaría.
-          Isabel… esto… Emmm… MARIANA…
-          No digas nada, no gastes palabras yo no voy a beber de esa sangre.
-          ¿Por que no? ¿es que acaso te da asco? ¿repugnancia?
-          ¡claro que me da asco! Y no entiendo como es que a ti no te da.- solté sin pensarlo y temí su reacción. pero el rio
-          Te entiendo, pero ¿no crees que es mejor que acabar con una vida? ¿Acabar con sueños, metas, planes? ¿no te causa aunque sea lastima el dolor de los familiares, el dolor físico de esa victima tuya?
-          ¡pero si ellos no sienten- solté de repente, y fue lo peor que pude a ver hecho. Ya que se enojo y mucho. Arrugo su frente, como si no fuese creer lo que yo había dicho.
-          ¿Cómo eres capaz de decir algo así? – no, esto esta mal los Cullen nunca me entregarían su confianza mientras yo me comportara de una forma tan macabra. Intente arreglar el asunto.
-          ¡Oye, yo no soy mala!- ¡que cínica!- pero esta es nuestra naturaleza, es así como a mi me lo enseñaron- lo ultimo era verdad.
-          ¿y quien te enseño semejante mentira?- me pillo con la guardia baja ¿Qué le diría? Nunca se me paso por la mente que me preguntaría algo así. Intente salirme por lo tala-gante.
-          No es mentira- susurre
-          ¡claro que es mentira! ¡los humanos tienen sentimientos, pensamientos, se asustan, se alegran, sienten frio, calor! ¡Se entristecen al igual que nosotros! ¡sienten dolor al igual que nosotros!  
-          Jajaja- me reí en son de burla.
-          Bella es verdad- quede entumecida, y no por la rabia de que me llamara por mi verdadero nombre esta vez, si no por la forma en que sonó la abreviación de este en sus carnosos e irresistibles labios. Nunca había sentido tales emociones con nadie, y eso estaba mal… muy mal.
-          No me llames así- susurre sin fuerza. El suspiro exasperado.
-          Ok, ok MARIANA ¿te puedo decir algo? Te juro que después de esto no vuelvo a sacar el tema de nuevo. – rodee los ojos. Asentí seriamente- bueno al menos que tu quieras saber… ¿sabes por que a parte de tu sangre nunca te olvide? – lo mire desconcertada. El se acerco mas a mi, tenia su esplendido rostro a solo unos escasos centímetros del mío. Comencé a agitarme.
-          No, no lo se- respondí muy, muy bajito.
-          Eres a la única persona en todo el mundo, a quien no le puedo leer el pensamiento. Incluso ahora que eres como yo.

Me di la vuelta para que no pudiera leer mi expresión. Lector de mentes ¡claro! Por eso sabia cuando aro, mandaba a vigilar a su familia, esto le interesaría bastante. Suspire aliviada, una vez mas agradecía tener mi escudo mental. El no podía leerme el pensamiento, el nunca podría saber que yo soy una Vulturis… además seria demasiado bochornoso.

-          ¿Lees mentes? – le pregunte como para confirmarlo, de mi voz salió un deje de incredulidad, y la mas asombrosa admiración.
-          Si… y todavía me pregunto por que no puedo leer la tuya- todavía embriagada de felicidad, por haber conseguido tan valiosa información y en tan poco tiempo, me di vuelta para responderle. Pero cuando lo hice me arrepentí. Ya que el también se había inclinado por la curiosidad. Y me estaba ofreciendo sus labios a tan solo unos dos centímetros. Solo me faltaba inclinarme un poco, solo un poco y probaría, cuan dulces y deliciosos eran. Pareciera que le también pensaba lo mismo. Ya que se relamió sus increíblemente hermosos, sexys y carnosos labios, acercándose un poco mas. Yo no sabia que hacer pero tome la decisión cuando sentí su mano que me tomaba de la cintura.  

hhghghghghghghghghghghghgh

Jajaj lo siento, no me maten por aberlo terminado ahí, xD jijiji… chicas quería lamentar el retraso de las publicaciones, pero les prometo que pronto tendrán la misma rutina de antes… espero que ayan disfrutado este capi y me dejen sus comentarios las amo
Karito Cullen

4 comentarios:

  1. aaaaaaaaahh!!! karito!!! sii me muerooo!!!...
    como nos dejas asiii!!...
    oh Dios!! esta genial este capitulo, m vooy a infartarr..!!!
    proximo cpaitulo besoo???
    me muero por saber... eres mala karito ¬¬
    pero te quiero asi como eres jajajaj xD
    mil besos linda cuidate

    ResponderEliminar
  2. OMG por que nos dejas asi por dios no saeas malita mi niña....Me encanto este capitulo esta super...Sigue asi..Besos..

    ResponderEliminar
  3. woouuu
    estuvo super
    genial
    me pregunto que ba ha pasar
    espero con ansias el proximo capitulo
    jeje
    tqm
    Karito

    ResponderEliminar
  4. WT... Hell?
    ¿Que demonios con este capitulo?

    No, no te voy a matar por dejarlo hasta ahí; te voy a matar por haber llegado hasta ahí. De verdad que la confusión me embarga. ¿De donde sale tanto atrevimiento? Creo que es algo apresurado. Honestamente no creo que Edward se mostrara tan atrevido así, tan pronto, y no es nada más porque sea demasiado caballeroso. No sé ustedes, pero la verdad yo no creo en el amor a primera vista. Quizá sea "atracción a primera vista", pero el amor es algo mucho más profundo y complicado, algo que obvio, no se siente a primera vista y ya.

    y no me vayan a decir que "La atracción entre ellos es demasiado grande" porque se me haría una frase muy tonta y excesivamente trillada. Y aunque Edward sintiera una atracción así de grande, con toda la fuerza que tiene, ¿Creen que acaso se hubiera apresurado de esa manera? Además pienso que si de verdad siente una atracción tan grande por ella, no solo la hubiera tomado de la cintura, por supuesto que no; se le hubiera avalanzado directamente, y no creo que se mostrara tan alegre y relajado antes de ello.

    En fin, creo que no me convence pero seguiré leyendo.

    ResponderEliminar

por favor déjame tu huellita en mi corazon, ya que son la inspiracion que me alimentan a seguir escribiendo xD

Visitantes recientes