mis amados lectores

jueves, 21 de abril de 2011

jugando con el destino ♥ cap 13

Ola chicas bueno lo siento por el excesivo retraso… les cuanto… he tenido que asistir a unas terapias o tratamientos, tranquilas esta todo bien, solo que mí corazón se esta portando un poquitito mal ejejee bueno espero que en estos días se regularice y les prometo que desde ahora no pasaran tantos días. Ahora solo me toca esperar a que lleguen los exámenes y listo… aquí les traigo un capi que es mas como un extra donde muestra la perspectiva de bella, espero les guste y me comenten para saber las quiero mucho un besote grande!


hfhfhfhfhfhfhfhf


Pov bella

Estaba aterrada, desconsolada, no sabia donde me encontraba, estaba sola y no había sonido alguno, todo estaba negro, en la penumbra vagaba sin descanso buscando algo, pero a la vez nada en particular. El sol apareció de la nada alumbrando toda mi estancia, y alejando de mi la oscuridad, Un sonido capto mi atención, eran palabras suelas que no podía captar muy bien pero producían frenesí en mi adolorido corazón, y me sentí con una ansiedad de salir en busca de esa voz tan melodiosa. Pero luego me tranquilicé ya que a mi vista apareció mi ángel protector, en realidad no sabia si era mío, pero estaba segura que era un ángel, por que su piel brillaba con la intensa luz del sol, y era la cosa mas linda que yo había visto. Su sonrisa era cálida y transmitía una confianza increíble.  Mi ángel movió los labios diciendo:

Va a despertar-

Luego todo sucedió muy rápido, muchas voces comenzaron a llenar mi mente, mi ángel fue desapareciendo poco a poco, como un espectro y el sol se fue, me encontraba sola de nuevo, pero esta vez con mas fuerza, estaba convencida que estaba en un sueño, desde hacía mucho tiempo, pero no podía despertar, ahora sentía que si, mis ojos pesaban y las voces de mi cabeza todavía seguían ahí. Solo tenia que seguirlas

¿Cómo lo sabes? Tu no eres medico- 
No Charlie… Edward tiene razón. Bella va a despertar.- 

Comencé a escuchar con mayor claridad

-         ¿Bella, hija me escuchas?

Abrí mis ojos lentamente, ardían, por un momento me invadió el deseo de volverlos a cerrar, pero había pasado mucho tiempo en esa oscuridad, y no quería visitarla por mucho tiempo más.
Pero sin duda no estaba en condiciones para soportar la maraña de voces que hiso que mi cabeza explotara, después de tanto silencio aquel ruido resultaba ensordecedor, por un momento estuve decidida a volver a la oscuridad pero ya era demasiado tarde. Sentí algo frio en mi mano, demasiado, como si alguien me hubiera derramado un helado, aun peor. Mire y vi que una mano demasiado pálida sujetaba la mía, me espante, mire a la persona que me estaba tocando y lo que vi me pareció una alucinación era endemoniadamente hermoso el rostro de aquel hombre que me tomaba la mano, pálido, con unos ojos que me perforaban el alma, pero no me aparte por eso… el me miraba raro, con preocupación y con… con ¿amor? ¿Por qué? Si ni siquiera lo conocía, es mas estaba segura de no haberlo visto jamás. Retire mi mano bruscamente. A decir verdad aquellos ojos penetrantes me daban escalofríos y no tan solo de miedo, me sentía muy ligada a ese chico, como  si el fuese mi fuerza de gravedad, pero eso no podía ser yo ni siquiera lo conocía, es mas ni siquiera sabia donde estaba…
Luego todo volvió a estallar muchas voces atormentaban mi cabeza… sentía que iba a explotar, atraje mis piernas a mi estomago y tape mi cabeza con mis manos tratando que aquellas molestas voces se fueran. Las voces llegaban a mi cabeza como zumbidos

-         Shiit cállense la están asustando…
-         No nos hagas callar-

Si antes había algún alboroto no era comparado con lo que sucedió… se sintió un golpe, como un empujón y el ambiente se tensó.

-         Jack si no te tranquilizas tendrás que irte-
-         Bella, soy Carlisle, por favor ¿me oyes? ¿me entiendes? –

Sentí que alguien tocaba la espalda, y me sobresalte la sentir una mano demasiado helada en mi espalda… me altere, todo me parecía muy extraño, además estaba asustada, ¿Dónde me encontraba?

-         ¡no me toquen!- la voz de bella sonaba ronca y un poco alterada con el grito que dio.
-         ¿bella? Bella mi amor ¿qué te pasa?

Al parecer mi mente me jugaba una mala pasada, levante la vista temerosa, y ahí estaba de nuevo el, con su rostro perfecto y totalmente angelical.

-         Tranquila no pasa nada…todo esta bien. No pasa nada- su voz era como la miel dulce, el me había dicho amor… pero ¿Por qué? Parecía como si intentara tranquilizarme…
-         ¿Quién eres?- pregunte con la curiosidad brotándome por los ojos, ¿Quién era? ¿Qué hacia el allí? Parecía que me conociera, pero yo no lo había visto con anterioridad… el jadeó lleno de pánico… dejándome mas confundida
-         Muchacha mírame- una mujer bajita llamo me atención, tenia rostro de duendecillo pero me causaba muy buena impresión, aunque ella también parecía conocerme- ¿Cómo te llamas?-no fue una pregunta para saber, si no para ver si yo sabia… aquel hermoso y extraño muchacho se había quedado petrificado
-         ¿Cómo me llamo de que? ¿Dónde estoy? ¿Quién es usted? ¿Quién es el? Quiénes son ellos? – tenia muchas preguntas en mi mente y supe que ella podía contestar a todas… sentí que mi cabeza explotaba, quería calmarme intente balancearme hacia delante y hacia tras. Puede que hubiese parecido una loca, pero era la única forma de tranquilizarme
-         Salgan fuera- advirtió el medico
-         Por ningún motivo- reclamo alguien me parecía conocer esa voz… pero estaba demasiado confusa y atormentada para asegurarme
-         ¡salgan fuera ya! ¡llamare a seguridad!- me encogí.
-         hola- la voz de aquella mujer chiquitita y hermosa llamo mi atención ¿se dirigí hacia mi?- ¿no te acuerdas de nosotros? – al parecer si. Pero su pregunta me confundió aun mas… es que  ¿debería conocerlos?
-         no – conteste con sinceridad y fui consiente de la cara de dolor de aquel entrometido y sexy muchacho

Me costaba pensar. Pero no hallaba una solución coherente que me explicara que es lo que hacia yo allí, rodeada de personas que no conocía, y que me miraban con preocupación.  

-         ¿Donde estoy?- pregunte cuando el silencio se hizo insoportable.
-         Estas en el hospital. Tuviste un accidente por eso no recuerdas nada…- mi mente se quedo en blanco, intente recordar pero me parecía imposible además el esfuerzo provocaba fuertes dolores en mi cabeza… mejor dejar de intentarlo por el momento… pero yo si recordaba.
-         ¿Cómo que nada? Pero si yo recuerdo. Cosas.
-         ¿Qué cosas?- un escalofrió recorrió mi columna aquel muchacho me hablaba, y su preocupación nuevamente me descoloco
-         Ahí tu no me hables
-         ¿Qué pasa?- pregunto la mujer que me había caído muy bien
-         ¿¡me dijo amor!? – explote, pero es que me parecía un absurdo- y ni siquiera lo conozco…
-         Pero tu dijiste que recordabas…-  ¿Qué quiso decir con eso?... mi mente trabajaba con lentitud pero poco a poco empecé a entender el por que de sus acciones…
-         ¿Qué es exactamente lo que recuerdas bella?
-         Bueno-intente recordar lo ultimo- recuerdo a mi madre, a Phoenix… emm… recuerdo que ella decidió casarse, y yo irme a vivir con mi padre…
-         ¿solo eso?- me presionaron… pero en vez de recordar cosas mas claras, cosas reales recordé un sueño, un sueño donde aparecía un ángel, mi ángel protector y brillaba... mire al muchacho que estaba a mi lado ¡era el! Lo recordaba, recordaba su rostro, su esencia protegiéndome en mis sueños, eso quería decir que yo a el si lo conocía, pero que no lo recordaba… pero el me llamo amor, eso era imposible no podía ser… ¿como una criatura tan hermosa me consideraría su amor?
-         ¿bella que te pasa?- me pregunto el doctor
-         Me duele la cabeza…- susurro apenas, era estúpido que le digiera aquellas cosas, además de verdad me dolía la cabeza como si me retorcieran los sesos
-         Es mejor que descanses, te inyectare un analgésico para el dolor y algo que te ayude- ¡ahí no!
-         No se preocupe doctor, el dolor va a pasar, y puedo dormir sin ayuda- pero el doctor ya había inyectado algo en mi, y comenzó a fluir en mis venas, dejando un cosquilleo y una sensación menos agradable, mientras me obligaban a sumergirme en aquella  maldita oscuridad
-         Tranquilízate y llámame Carlisle

7 comentarios:

  1. wooooou!soy la primera!
    como es ke bella no recuerda nada?es imposible olvidar a edward.karito me encanto!sigue asi amiga escribes genial.

    ResponderEliminar
  2. hola genial karito se pone interezante sigue asi espero el proximo besos

    ResponderEliminar
  3. a otra cosita muy importante que mejoren tus contratiempo amiga sin mirar atras

    ResponderEliminar
  4. wooooouuuuuuu
    woooouuuuuuuu
    woooouuuuuuuuuuuuu
    me muri jeje y insisto me da mucha risa eso hay thu no me hables ejje como se le ocurre desirle eso a mi amoor jeje igual me encanto el cap espero con ansias el proximo cap aunque falte mucho y emm... espero k ia estes mejor tqm
    bye

    ResponderEliminar
  5. OLAS!!!!!UUUYYY ESTA BUENO!!!!!!!!!!! JEJEJ a ver si edward la reconquista! jeje!!!! me encanta esta historia!!!!! olle pasate por mi blog... he escrit un prologo... es chiquitico... pero voy poco a poco..jeje dew! nos leemos!!!

    ResponderEliminar
  6. no puede ser que no se acuerde de el dios que pasada...Sigue asi hermosa te quedo genial..Besos..

    ResponderEliminar
  7. woooow simplemente amo tus historias!! pero porfavor publica noches sin luna!!! quiero saber como muere el odioso de mike. Pliiiis publicaaaaa
    visita mi blog http://lagrimas-de-sangre-danhy.blogspot.com/

    ResponderEliminar

por favor déjame tu huellita en mi corazon, ya que son la inspiracion que me alimentan a seguir escribiendo xD

Visitantes recientes