mis amados lectores

viernes, 15 de abril de 2011

rescatame de aqui capitulo 8

Capitulo anterior
-          ¿Quien es tanya?- pregunte. No estando segura de querer conocer la respuesta. Por fin levanto la vista y me clavo sus ojos mientras me contestaba
-          Tanya es mi novia, me casare con ella en dos semanas más  


¿Cambiando? Capitulo 8

Sentí como mi rostro se congelaba, mire hacia abajo ocultándolo, el suspiro. Nos quedamos allí un buen rato, exactamente cuanto no lo se. Me resultaba extraño y perturbador cuanto me dolía esa noticia, ¿Qué importaba si se casaba? Total, no era asunto mío, yo solo estaba aquí, encomendada a una misión que tenia que cumplir, si o si, y no tenia tiempo para andarme ilusionando con desconocidos y menos comprometidos.
Pero aun esa… no era tristeza, más bien desilusión, desencanto, seguí ahí aplastándome. Edward volvió a suspirar. Alcé mi mirada.
-          No pareces muy convencido. – observé el me miro y sonrió sutilmente.
-          Mmm no es eso. Tanya a estado conmigo durante muchos, demasiados años, algún día tenia que comprometerme.- ahora estaba segura, el no estaba convencido.
-          Insisto no pareces convencido- el me miro largamente avaluando cada centímetro de mi cara, hasta tal grado que comencé a sentir un extraño picor en mi rostro.
-          Aun así me voy a casar.
-          ¿La quieres?- no me pude aguantar.
-          ¿perdón?- parecía confuso
-          Te pregunte si la quieres, a tanya- me quedo  mirando embobado- ¿Qué pasa?- le pregunte viendo que aun no salía de su asombro.
-          Mmm… es que no se me pillaste desprevenido, la verdad no sabría que  responderte, nadie me lo había preguntado de forma tan directa.
-          Eso es irrelevante. La cuestión es si tu te lo has preguntado… ¿alguna vez te has parado a pensar si la amas o no?
-          Bueno si… pero a pesar de lo que siento ella no se merece que la deje plantada de un día para otro.
-          Pero tampoco es justo que tú eches a perder tu vida casándote sin amor.
-          ¿Qué vida? ¿A esto le llamas vida?- con sus manos hizo referencia a su cuerpo. Me clavo su torturada mirada en mis ojos- no hay nada que pueda a echar a perder, ya esta todo destrozado – lo quede mirando con tristeza, por que me logro contagiar con su angustia
-          Estas totalmente equivocado, solo lo dices por que eres un vampiro un ser distinto a un humano, pero eso no significa que no tengas una vida, tu sigues en ese cuerpo por lo tanto tienes que seguir viviendo.
-          Eres muy buena persuadiendo a la gente, tanto que por un momento pude ver pensar igual que tu
-          Jajaja es cosa de acostumbrarse. Y no ser tan pesimista-

Sin preámbulos estire mi mano y le revolví el pelo, increíblemente suave el se estremeció tras mi tacto, y me sonrió coquetamente.
-          Al parecer eres mucho mas cariñosa cuando no estas sedienta.
Mi mano se paralizó en el aire. Nunca nadie me había dicho que era cariñosa, esto esta mal muy mal, susurro una voz aterrada en mi mente. Yo no quería ser cariñosa todo lo contrario.
Me pare en menos de lo que tarda un humano en pestañar, y Edward me imito un segundo después.
-          ¿Que pasa?- pregunto alarmando mirando a su alrededor.
-          Nada- le asegure tajantemente- solo es que… yo… me tengo que ir
-          ¿Qué? Pero ¿por que?... ¿dije algo malo?- me miro perspicaz.
-          Emm… no, no… solo que ya se me hizo tarde y me tengo que ir.
-          Pero si recién es medio día- comento sorprendido.
-          Si… pero… pero- no sabia que decirle, de lo único que estaba segura es que mucho tiempo cerca de aquel vampiro no era bueno.- tengo que ir a recoger mi coche, además de matricularme en el instituto de forks- le regale una sonrisa de picardía- seremos compañeros ¿lo recuerdas?
-          Si quieres te acompaño- se ofreció apresuradamente.
-          No te preocupes. Trabajo mejor sola, además tu novia te debe de estar esperando- le recordé casi estrangulándome. El pareció deliberar por un momento luego dijo
-          Te acompaño- sonrió- tanya todavía esta en Denali, regresara el mismo día de la boda.- aquello me pareció muy raro, pero tampoco iba a preguntarle el porque, por mi que se quedara toda su maldita existencia allí. Sabia que estaba siendo egoísta, debería alejarme de el dejarlo tranquilo, luego yo me tendría que marchar y no lo volvería a ver ¡demonios! En el peor de los casos incluso tendré que matarlo, no puedo dejar que su hermosura, su ternura, sus labios, su cuerpo, su personalidad me perturbaran.
-          ¿y? ¿Qué dices? ¿te acompaño?
-          Esta bien- ¡mierda! Es que simplemente no me podía resistir a su sonrisa ni su mirada que me envolvía y me hacia perder mis sentidos. Quizás servía de algo, quizás averiguara mas cosas sobre el o su familia, aunque a  estas alturas lo que mas me importaba era el.

Corrimos en silencio hasta Seattle, mas de alguna vez me di cuenta que Edward me miraba de pies a cabeza sin pestañar si quiera, hasta tal punto de sentirme incomoda, aunque también muy elogiada…
Decidimos tomar un taxi hacia el aeropuerto en busca de mi coche, ya que no podíamos ir corriendo en la cuidad. Estuve segura que aquel pobre humano dueño del taxi, se daría cabezazos en el volante por haber parado, su respiración era rápida, al igual que sus latidos, el miedo se reflejaba en sus ojos a través del espero retrovisor.
Me aferre a mi asiento y Edward me miro con curiosidad; necesitaba consumir sangre humana, o por lo menos no tenerlos cerca, era demasiada la tentación en aquel reducido espacio con el olor de aquel humano envolviéndome hasta las entrañas.
Edward se dio cuenta de mi problema y se acerco a mi, muy, muy cerca, tanto que olvide al estúpido humano, tomo mi mentón y me hizo girarme a ver su explendido rostro.

-          Tranquila, debes saber controlarte…- me susurro solo para nosotros.
-          Es que no puedo- gemí
-          Si, si puedes… eres fuerte se nota- sonrió- no me apartare de tu lado- prometió quemándome con la mirada
-          ¿lo prometes?- ¿Por qué demonios me comportaba así?
-          Si

Se inclino a besarme, mi respiración aumento, estaba vez no lo detendría, me importaba un comino si estaba comprometido, un beso no haría daño alguno. Cerré mis ojos… al igual que el…

No lo olviden… déjenme sus comentario, son la fuerza para seguir escribiendo besos! Las quiero

9 comentarios:

  1. odio a Tanya.
    y estoy enojada con ed.
    buen cap. espero el proximo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Para qué te desgastas tanto en odiarla si ya sabemos que al final de cuentas Edward va a terminar con Bella?

      ¿Por qué todos la ponen como la mala del cuento? ella no tiene la culpa de que Edward sea irresistible. A lo mejor ustedes le tienen reencor por haberse sentido atrída hacia Edward, pero solo piénsenlo. Si están tan enojadas con Tanya por ello,entonces también enojense con Karo, y de paso con Bella y con todas la twilighters.

      Tanya es simplemente... como nosotras. ¿Quien de ustedes no se derrite por éste hermoso vampiro? No tienen motivo para odiarla solo por que Edward le guste. Además, si se dan cuenta en realidad es buena onda y para ser sincera a mi me cae bien. Está un poco loca, pero cae bien.

      Eliminar
  2. dios estaba tardando Bella en reaccionar y que pena que Edward tenga que casarse...Sigue asi...Besos...Me encanto..

    ResponderEliminar
  3. hola karito!!!
    uff!! semana de locos que e tenido
    me encanto!!! ash no me gusta Tanya ¬¬
    sii besos muchos besos entre ellos jajajaa
    mil besos hermosa ;) que tengas una buen fin

    ResponderEliminar
  4. hola karito muy buen capi me gustan todas tus historias estare esperando el siguiente y gracias por el tiempo que nos dedicas soy nueva en tu blog

    ResponderEliminar
  5. hola karito buen capi te felicito como siempre sigue asi gracias

    ResponderEliminar
  6. achs por que no apareces me stoy volviendo lo ca de verdad porfavor aparese
    tqm

    ResponderEliminar
  7. oh,este capi me encanto.todos lo hacen pero este esta ke se sale.yo tambien kiero un beso de edward,jajaja.
    un beso karito

    ResponderEliminar
  8. Otra vez, algo confundida, pero ya no tanto

    ResponderEliminar

por favor déjame tu huellita en mi corazon, ya que son la inspiracion que me alimentan a seguir escribiendo xD

Visitantes recientes