mis amados lectores

viernes, 1 de julio de 2011

jugando con el destino y nueva comentarista del mes...

Bueno chicas primero les presentare a la comentarista del mes, es una gran amiga y espero sea de su agrado...


wooolaaa soy Cassandra y lo que A MI MAS me gusta es leer la saga twilight, ver las peliculas, ammm ecribir y irme de pary todos los sabados... tengo 15 años y soy de Jalisco la frase que me mata cada vez que la digo es del libro de luna nueva "El amor concede a los demás el poder para destruirte" entre muchas otras jeje... Gracias karito por embrollarme y por aguantarme tanto jeje sabes k se te quiere mucho a thus fics, digo a ti jeje tqm.xD

Y las quiero invitar a que pasen por su blog
tiene unas historias fantásticas ademas su blog esta
recién salido del horno... 

_____________________________________________________________________________________________________




pasando a otro punto, hoy le traigo este capi que a mi opnion es el mas importante, y el mas dificil que me ha tocado escribir, espero lo disfruten un beso gigante las amo      





pov Bella 
La propuesta de Edward era muy tentadora, pero no podía pasar por alto, que era descabellada, ¿a que venia todo esto? Pero me daba igual… mas tonta seria si preguntara, lo único que me preocupaba era Charlie, y si el estaba de acuerdo no tenia escusas para decir que no, y gracias al cielo por eso. Ya que la perspectiva de estar con Edward completamente solos, se me antojaba de maravilla, además el había prometido cumplir todos mis deseos, y de solo pensarlo un calor me cubría las mejillas. Suspire, yo y mis hormonas.
Hice mi maleta con la ayuda de Edward por supuesto, ordene mi habitación, y bajamos las escaleras, tenia pensado esperar a que llegara papa para poder marcharme, obvio no me iba a ir sin despedirme, o de estar segura de que estaba de acuerdo, no es que desconfiara de Edward en lo absoluto, pero quería quedarme mas tranquila.
-         Quiero que te relajes vida mía- Edward me sentó en una de las sillas para luego arrodillarse al frente mío- quiero que olvidemos todo, que disfrutemos de estas merecidas vacaciones. – me sonrió con esa sonrisa torcida que tanto yo amaba. Cuando lo hacia parecía que todo iba bien.
-         Te lo prometo.
Me hacer que a besar sus labios duros como el mármol pero suaves como la seda. Entreabrí los labios aspirando su olor, y me tense al recordar que mi sangre era una tentación muy grande para el, me aparte un poco para ver sus ojos, los cuales me sorprendí al no encontrarme con ningún rastro de sed, solo había amor, y deseo ese deseo que me quemaba, y me hacia subir la temperatura de mi cuerpo.
-         Bella susurro despacito…
Esta vez fue el quien ataco mis labios, dejándome sin habla y con el corazón golpeando mis costillas, me agarro de la cintura atrayéndome hacia su cuerpo, me tope con su musculoso cuerpo, me costaba respirar, sus manos al costado de mis muslos no ayudaba a controlarme.
Jadee con violencia al sentir la mano de Edward acariciándome un seno. No podía creer lo que estaba pasando, pero no me detuve entrelace mis manos a su pelo, atrayéndolo mas a mi, el me levanto de la silla para colocarme en la mesa, posicionándose entre mis piernas. Me estremecí al sentí su mano por debajo de mi polera, desabrochando mi sujetador… acariciando en plenitud mi pecho… pellizcando delicadamente mi pezón…
Gemí sin control mencionando su nombre.
La otra mano de Edward acariciaba mi muslo hacia arriba una y otra vez, cada vez mas arriba. La cocina parecía dar vueltas,  pegue un pequeño gritito al sentir la mano de Edward acariciar mi parte mas sensible por encima de mi jean…
-         Edward – gemí sobre su hombro.
-         Bella… te amo.- gimió sobre mi boca. Al parecer no era la única excitada.
Me callo el infierno encima cuando Edward se tenso y paro de tocarme. Suspire frustrada, de seguro se había dado cuenta lo lejos que había llegado, pero lo que paso al segundo siguiente me sorprendió…
Me bajo de la mesa, me hecho a su espalda y corrió escaleras arriba.
-         Bella escúchame, no salgas pase lo que pase no salgas, escuches lo que escuches. No importa quien te llame ni lo que te digan- sus palabras me aterrorizaron ¿Quién venia por mi? – bella mi amor, recuerdas que te amo ¿verdad? ¿lo recuerdas? Bella contéstame- parecía que me hubieran sellado los labios.
-         S…si.
-         Entonces eso es lo que importa. Te amor vida mía, confía en mi ¿si?- solo asentí con la cabeza. Me dio un fugaz beso y se marcho pero antes que ni siquiera hubiera alcanzado a respirar nuevamente, se escucho un estrepitoso sonido en la cocina, si no fuera por que el suelo seguía intacto hubiera pensado que nos atacaría un huracán.
-         ¡¡¡Bella!!!- sentí una voz familiar que me llamaba, la había escuchado alguna vez estaba segura pero… ¿Dónde?- Mas encima te atreves a tocarla, eres un descarado, maldito chupasangre- ¡Jacob! Si era el, estaba segura pero ¿Qué demonios pasaba? ¿Qué hacia aquí gritando como loco? ¿Por qué le decía chupasangre a Edward? Me congele al pensar en la posible respuesta a esa pregunta ¿es que acaso Jacob sabia la verdad de Edward? Pero eso era imposible. Decidí bajar a ver que era lo que pasaba, aun cuando Edward me advirtió que no lo hiciera, sabia, SENTIA dentro de mi que Jacob no era peligroso, el no me haría daño, además Edward no lo permitiría.
-         Jacob vete. No arruines todo- me pare en seco, en el marco de la puerta de mi habitación.
-         Jajaj- rio Jacob con una risa que no era del- y seguro te crees que dejare que bella siga haciendo el idiota con un hombre que le miente, por el resto de su vida. ¡primero muerto!- baje corriendo las escaleras, no entendía absolutamente nada de lo que pasaba, pero algo me impulsaba a bajar.
-         Tu lo pediste- declaro Edward con una voz espeluznante que hiso que se me erizaran los bellos de los brazos.
-         ¡Noo!- nunca creí que la voz me saldría, pero ahí estaba, interrumpiendo una posible pelea.
-         Bella…- susurro Edward- sube al cuarto, vida te dije que no vajaras.
-         No- le conteste seria y seca- quiero saber que pasa aquí.
-         ¡Bella este imbécil te esta mintiendo, el te abandono en la época en que tu perdiste la memoria! El te hiso creer en confabulación con tu padre que aquellos meses que tu no recuerdas Edward estuvo aquí contigo, pero eso ¡es mentira! El te aban…- no paro de hablar ya que con una fuerza bestial Edward ole golpeo el pecho lanzándolo fuera, por la ventana. Yo estaba espantada, quizás por lo que había dicho Jacob, o por lo que le había hecho Edward, quizás era una extraña y desagradable mezclas de ambas.  
-         ¡Edward que hiciste!- grite horrorizada.
-         Bella perdóname de verdad perdón pero…
-         ¿pero?
-         Espérame un poco, quiero hablar con Jacob.- luego de lo ocurrido me extrañaba eso de que quería tan solo “hablar” con aquel muchacho.  Sali a su siga, viendo como Jacob se paraba con una agilidad impresionante desde el suelo. Pensándolo bien un humano común y corriente hubiera muerto instantáneamente tras brutal ataque, pero el estaba campante, enojado, furioso pero a salvo, apretaba las mandíbulas con fuerza, mientras su cuerpo daba espasmos, como si fuera a salirse de su sitio, mi corazón comenzó a latir con una fuerza agónica, la adrenalina corría por mis venas.
-         Dile la verdad- rugió Jacob, luego volvió a mi- Bella recuérdame- me miro con sus ojos negros profundamente- recuerda nuestra amistad, nuestras mas que amistad, recuerda que somos los mejores amigos desde que Edward te abandono-

Jadee no porque hubiese recordado algo, si no por la intensidad de sus palabras. Y por el significado de aquellas. Edward gruño y se agallo en forma felina. A mi me entro el pánico ¿Qué iba a hacer? ¿Acaso mataría a Jacob? ¿Un humano, un inocente? Pero nada de eso paso. Los dos parecían convertidos en estatuas, se miraban mutuamente con terror, y luego a mi, al parecer había pasado algo que mis débiles sentidos no eran capaces de detectar.

Pvo Edward.
El maldito se había atrevido a venir, luego de escuchar la conversación con Sue. Vino he interrumpió el maravilloso y excitante momento con mi amada, pero eso no era lo peor llego gritando y llamando la atención de bella, quien tan terca como siempre no me hiso caso y vino a su encuentro, donde el no dudo el contarle toda la verdad. Yo estaba espantado mirando como bella oía todo lo que ese maldito perro le decía. Lo empuje por la ventana, con rabia quería callarlo, pero tampoco quería ponerme a pelear delante de mi amor, ya que la podía asustar y esa tampoco era mi intención, Bella me pidió explicaciones, y por una vez en mi maldita vida no supe que responder, de momento quería que Jacob se fuera, aunque fuera arrastra, le pedí a bella que se quedara ahí para poder “hablar” con Jacob, no se para que gaste palabras, por que al final me siguió como supe que lo iba a hacer, Jacob tubo que hacer abasto a todo su auto control, para no transformarse allí mismo, y gracias al cielo por eso, la verdad no quería que bella fuera testigo de algo tan paranormal. Pero el siguió abriendo su bocaza y yo no estaba dispuesto a permitir que me alejara de Bella, primero lo mataba y lo iba a hacer, me agalle en posición de ataque pero…
Hola querido mío ¿me extrañaste? Sonó una voz de bebe en mi cabeza, y la conocía bastante, al segundo después me llego su olor, al mismo tiempo que a Jacob. Victoria estaba aquí, cerca demasiado cerca, quería a bella. Mire con horror a mi tesoro quien miraba intermitentemente a Jacob y a mi, por primera vez tuve de acuerdo con mi enemigo, teníamos que trabajar en equipo para poder aniquilarla, antes si quiera se acercara un metro mas a Bella…
Salimos corriendo sin decir nada , dejando a bella, la mire mientras vi su ultima vista cuando se arrodillo al suelo, nerviosa y confundida, saque mi móvil mientras vi como el perro se transformaba… le dije a Alice que fuera a ver a bella, le conté lo sucedido,  y me dijo que mandaría a Emmett y Jasper por nuestra ayuda.
La verdad no se por que me preocupaba tanto, era solo una vampira para otro vampiro y un licántropo.
Pero me equivoque, victoria no estaba sola, luego de correr un kilometro mas o menos pude sentir la voz mental de dos personas mas, es decir dos vampiros. No se que paso, simplemente nos arrinconaron en un acantilado. Estaba acompañada de un varón al que ella le había prometido su amor, igual que María con Jasper. Se llamaba Riley y había otra vampira de no mas de 15 años, quien miraba asustada, la verdad es que seria una presa fácil.
Yo me encargo del asqueroso vampiro.
-         No- interrumpí, automáticamente las tres cabezas de los que ahora eran nuestros enemigos se posaron en mi- la niña- sabia que me entendería, era simple, no quería (a pesar de todo) que corriera riesgos.
Estas loco, yo ataco a quien quiera.  
Y sin mas se abalando sobre Riley, y victoria lo tomo como un pase para acorralarme, comenzamos una danza paralela, era muy buena la muy maldita pero de esta no saldría con un pelo sin quemarse.
De reojo pude ver con pánico como bree aquella muchacha de no mas de quince años se abalanzaba sobre Jake a pos de Riley. Di un giro en noventa grados sin siquiera pensarlo, posicionándome atrás del cuello de Victoria. Le arranque un brazo que lance al mar, lastima luego tendría que darme el trabajo para bajar y recoger los restos para luego quemarlos. Luego sin querer alargar mas el asunto enterré mis dientes en su cuello, haciendo crujir todo su cuello, para que después las melena rojiza callera rodando por los suelos.
-         Yo me encargo de quemarla- se ofreció Emmett que llego justo en ese momento- tu encárgate de perro ¿Dónde mierda esta?.- gire mi cabeza con pánico. No estaba no se escuchaba su mente. Lo único que escuchaban eran los pensamientos de Jasper, y unos crujidos
-         ¿Qué esta haciendo Jasper? – se encontró con dos vampiros que iban corriendo hacia allá, era una niña y un hombre
-         ¡Riley y bree!
-         ¿y quienes son ellos?- pregunto Emmett acelerado.
-         Venían con victoria, pero Jake estaba luchando contra ellos. No se que paso- confesé- estaba demasiado concentrado y no me fije n los pensamientos del lobo.
-         Sigue su olor, quizás así lo encuentres pero ¿no puedes leerle el pensamiento?
-         Eso es lo que mas me preocupa.
Camine derecho hacia la orilla del acantilado donde minutos antes había visto a Jake, con el alma en un hilo mire hacia abajo, un nudo se me formo en la garganta, al verlo allí todo desarmado, pálido, y con sangre chorreando entre las piedras.
-         ¡¡Emmett!!- dije saltando hacia el acantilado, escuche como me seguía y la impresión y horror al ver a Jake en esa agonía. Aterrice al lado del y lo mire, aun respiraba tenia los labios semi abiertos al igual que los ojos, respiraba con dificultad y se quejaba.
-         ¿Qué paso?- pregunte quizás aun había una posibilidad de salvarlo.
-         Me… me… mor…dio- me congele.
-         No hay salida… sabes lo que pasa- Emmett se dirigía a mi, pero Jake lo tomo en cuenta asintiendo con la cabeza.
-         Dile…a … be…lla… que la amo… y… siento mucho no…. Acerté… caso.
El corazón de Jake, latía lento espesado, como si estuviera cubierto de arena, una vez, otra vez mas… otra… y silencio. El amargo silencio nos invadió. Hoy victoria no se había ido con las manos vacias se había llevado a un inocente entre sus garras.

=”( no saben lo difícil que se me hiso escribir este capi T.T he llorado a mares, quise aplazarlo y aplazarlo pero aquí esta.
Espero que vean como va tomando forma la historia, ya solo quedan dos capítulos para el final de este mi primer fic… chicas espero me dejan sus huellitas opinándome el capi las quiero un montón y muchas gracias a las comentaristas, y le alegro mucho e que les ya gustado el nuevo proyecto que traje besos!

3 comentarios:

  1. ooooooooooooohhh diosssssssssss!!!!!!!!!!pobrecito!!!!! awww t quedo genial el capi!!!!!! besos

    ResponderEliminar
  2. dios no puede ser por no hacerle caso termino perdiendo su vida en verdad es una pena....Sigue asi cariño...Me encanto,besos..

    ResponderEliminar
  3. que triste,no puedo creer que jake haya muerto.
    me dejaste de piedra,pobrecita bella.
    lo siento por las team jacob,jeje
    nos debes un lemon ya que jake interrumpio
    estubo fantastico,tkm.

    ResponderEliminar

por favor déjame tu huellita en mi corazon, ya que son la inspiracion que me alimentan a seguir escribiendo xD

Visitantes recientes