mis amados lectores

sábado, 2 de marzo de 2013

Hola chicas


hola chicas :D paso por aqui para decirle que voy a continuar con el fic rescatame de aqui. si. ese que tanto les gusta =)


                                                 

jueves, 26 de enero de 2012



Pov Bella

No la entendía de verdad que no, es que ¿Cómo era posible? ¿Cómo había llegado a convertirse en un monstruo semejante? ¿Cómo pudo haber cambiado tanto? Antes era todo distinto, desde que llegamos a Forks, todo había cambiado, desde un momento a otro comenzaron los silencios, las malas miradas, las malas palabras, las salidas de noche, los vestidos escotados, las mini faldas, las drogas, el alcohol, y que todos la considera una prostituta por andar con uno y con otro.
¿Dónde habían quedado los buenos momentos? Cuando sentíamos los sentimientos de la otra, cuando una empezaba una frase y la otra la terminaba, cuando las dos pensábamos lo mismo a la misma vez, cuando nos entendíamos tan bien que a veces no necesitábamos las palabras, cuando nuestra hermandad iba mucho mas haya que cualquier otra cosa, cuando una defendía al a otra, cuando hacíamos travesuras, cuando confundíamos a Reneé para que adivinara quien era quien…
Eso eran momentos tan felices, tan acogedores que no tenía idea que había pasado. Solo una vez se lo pregunte y fue espantoso…

<<Flashback>>

-         ¿Qué demonios te pasa? ¿Por qué me miras así?
-         Jajaja lo que hace la conciencia hermanita.
-         ¿a que te refieres?
-         ¿sabes? No quiero discutir, o sea no, esa no es la palabra, no quiero hablar contigo, no quiero mirarte, no quiero escucharte, no quiero nada de ti así que aléjate de mí.
-         ¿pero por que?
-         Por que me das asco maldita zorra

Diciendo esto se alejo de mi, y no solo a distancia si no a todos los sentidos

<<Fin flashback>>

Sentí como se cerró la puerta de la habitación de Rosalba, y baje a hacer la cena, en cierto sentido mi hermana tenía razón, siempre me pasaba en casa, haciendo la comida, yendo al instituto, atendiendo a mi padre, haciendo el aseo de la casa, los deberes del colegio. Nunca salía, nunca me entretenía. Y como decía mi hermana me vestía de mala manera, aunque prefería vestirme mil veces de la misma forma que como ella, solo que no me vestía como todas las chicas, usaba cosas más cómodas anchas y pasadas de modas. Pero era mejor así, me gustaba, nadie me molestaba pasaba inadvertida, vivía en mi burbuja eso era lo que siempre había buscado.
Mientras preparaba los ingredientes para hacer la comida el silencio se apoderaba de todo. Sentí como se abría la puerta de la sala, de seguro seria papa.

-         ¿llego? –Fue lo primero que dijo. Incluso antes de saludar, lance un suspiro al aire, cuanto me dolía y cuanta rabia me daba mi padre al verlo así todo afligido.
-         Si, si llego, pero aun esta fermentando en su habitación. –el se sentó en una de las sillas de  la cocina sacándose los zapatos, y yo le servía su comida.
-         Ya no se que hacer con ella. A veces pienso que es por forks, pero le he ofrecido irse con su madre un millón de veces pero nada. No quiere –saque otro plato para mi y me senté junto a el pensando en la olla vacía que había dejado en la cocina –déjala papa, mientras mas atención le das peor se comporta, yo creo que es para llamar la atención, y como lo consigue lo sigue haciendo, pero ya basta. Desde ahora en adelante no cuenta mas conmigo, ella quiere que no la tome en cuenta y eso hare, será como si ella no existiese…

Mi papa se fue a su habitación y yo me quede lavando la loza que habíamos ocupado, pero me di el gusto de dejar la olla allí, tal como estaba, aunque debo admitir que cuando ella bajo las escaleras rumbo a la cocina, se me acelero el corazón, asustado por cual seria su reacción.
Ni siquiera me di vuelta a verle la cara, ni a saludarla, ni menos a ofrecerle nada, totalmente diferentes a otras ocasiones, se quedo parada un rato y trate de no tomarla en cuenta y seguir en lo que estaba, luego de un instante avanzo hasta la olla y la destapo encontrándola vacía, yo me fui hasta el otro extremo de la cocina buscando el paño para secarme las manos cuando pregunto;

-         ¿y la comida? ¿todavía no cocinas? –me hablaba como si fuera su criada, y en ese instantes me di cuenta lo estúpida que había sido al preocuparme por ella, pero eso se había terminado –oye, te estoy hablando. –alzo la voz al ver que no le había respondido.
-         A parte de puta parece que también eres bipolar –sus ojos se agrandaron al ver como yo le respondía –no quieres que te hable, pero solo cuando te conviene verdad, pues no las cosas no funcionan así, es si o es no, si dices que haga como que no existas lo hare, así que desde este momento si quieres comer, hacerte tú, tu comida, lávate tú tu ropa y tú todas tus cosas, a ver como te va- y sin decir mas Salí de la habitación escuchando un ruido tremendo en la cocina, como si alguien estuviese tirando todo lo que se encontrara, pero la verdad no sabia quien era yo vivía sola con mi papa.

Bueno chicas aquí les dejo el primer segundo cap de esta historia, es un poco latero si, pero el próximo se viene mucho mas interesante espero que les haya gustado y me dejen sus coment… porfis C: besitos <3

jueves, 19 de enero de 2012

intercambiando novios cap 2




pov Alice
Planeamos ir a cenar los nosotros tres, Al restaurante buen bouquet…  más la hermana de Jasper una tal Rosalie Hale y su novio Emmett Cullen. Quien iba a invitar a un hermano. Al menos no estaría tan sola, ni mirando babosa al novio de mí mejor amiga. Me dolían los sesos de solo pensarlo. Tenia que distraerme, era solo un capricho.
Pero parecía que el destino me ponía una trancadiya sobre otra, todo con tal de hacerme caer.

-         Por favor perdónenme- suplicaba Bella - es algo de vida o muerte.

Bella había recibido una llamada urgente del trabajo. A mi amiga le había ido de maravilla en la cuidad de Manhattan. Había sacado su titulo de abogada en la universidad MarymountManhattan. Pero eso le traía demasiado trabajo…
No quise objetar... no tenia escusa para hacerlo, al menos esa escusa que tenía que darle a Bella, y Jasper tampoco dijo que no, por lo tanto no tenía opción.
Nos fuimos en el auto de Bella, Jasper codujo, mientras me hablaba de su familia.
-         ¿y como te llevas con Bella?- después de hacer la pregunta me di cabezazos mentalmente. Pero el solo me miro y sonrió con un brillo extraño en los ojos.
-         La adoro, ella es muy especial, llevamos un año inolvidable de noviazgo, ademas la conocí en una instancia muy deplorable en mi vida después del fallecimiento de mis padres, yo era un cuerpo sin vida, y ella estuvo ahí siempre para mi, me ayudo mucho a salir de aquella situación.- después de oírlo hablar así de Bella, me quedo claro que mi amiga tenia al lado una persona que la apreciaba muchísimo. Pero saber eso solo hiso que me desanimara. Ya basta Alice, el es un hombre prohibido para ti, incluso si no estuviera perdidamente enamorado de tu mejor amiga. Me recrimino esa voz que pocas veces salía de mi conciencia.
-         Lo siento mucho lo de tus padres, debió de ser un perdida gigante.
-         Si... los padres son uno solo. Por eso digo que la gente debe de aprovecharlos mas, mientras viven... – se quedo pensativo un momento, mirándome- Bella nunca me ha hablado de tus padres, ¿te llevas bien con ellos?
-         No tengo padres- dije terminantemente. El estaciono el coche, y me di cuenta mirando por la ventana que ya habíamos llegado al restaurante. Apago las luces del coche y me dijo.
-         Alice haya pasado lo que haya pasado son tus padres, y como dije recién, aprovéchalos mientras puedas... - el no entendía
-         No Jasper... lo que pasa es que yo no conozco a mis padres, ellos me abandonaron en un orfanato apenas unos días de nacida.
-         Oh lo siento mucho...
-         No te preocupes, ya lo supere, gracias al cielo, la familia denali me adopto y tuve una vida feliz.
-         Eso es bueno... ¿nos vamos?
-         Claro.
-         Me baje del auto seguida por el. que al encontrarnos me miro ceñudo ¿Qué pasa?- le pregunte.
-         Nada... solo que al parecer no estas acostumbrada a que sean caballeros contigo.- eso me extraño.
-         ¿por qué lo dices?
-         Te quería abrir la puerta del auto pero ya te habías bajado.
-         Jajaja- reí ante su comentario, era tan tierno- no es que no hayan sido caballerosos con mi persona, si no que yo soy una mujer independiente. No necesito a un hombre para bajarme del auto- el soltó una carcajada. Y  sus ojos brillaron.
-         Bueno señorita independiente, que no necesita a hombre siga su camino ya que nos esperan-
Con una risilla me encamine hacia las puertas del restaurant. Donde nos recibió un maltre, Jasper le dijo que teníamos una reservación al nombre de Isabella Swan... con un asentimiento de cabeza nos condujo a una mesa donde estaba una rubia despampanante, con un cuerpo de escándalo, gracias al cielo estaba cogida de la mano con un hombre fornido y con una gran sonrisa en el rostro. Esa debería de ser la hermana de Jasper y el su novio, al lado había otra persona que sacando conjeturas debía de ser el hermano del cuñado de Jasper. Me impresionó su belleza aunque no se compraba con la del novio de mi amiga, tenia los ojos de un color verde intenso y su color de pelo era de lo mas extraño, un broce, se pararon los tres al vernos llegar.
-         ¡Hey pensábamos que no vendrían!- dijo aquel hombre fornido soltando una carcajada, me callo bien al instante.
-         Hola Emmett- saludo Jasper- ella es Alice, la amiga de mi novia, Alice ella es Rosalie mi hermana, su novio, y el es Edward el hermano de Emmett.
-         Hola- salude a todos de beso en la mejilla.
-         Un gusto- me dijo Edward.
-         Igualmente.
Jasper se sentó al lado de su hermana, y Edward me ofreció un puesto a su lado.
-         Hey Jasper ¿y bella?- pregunto Rosalie.
-         Tuvo un percance, pero estará con nosotros luego, por  el momento pidamos la comida.
-         Ok...
Edward era muy simpatice y guapo, me hablo de que estaba estudiando medicina, en la misma universidad en la que estuvo bella, también que para poder pagar la universidad trabajaba en un centro de masajes donde le pagaban muy bien.
-         Cuando quieras me pasas a visitar y te daré un masaje gratis- me ofreció con los ojos brillantes, claramente interesado en mi. ¿Y yo? Bueno yo haría lo posible, mejor fijarme en el que en el novio Bella.
-         Claro... si me das la dirección.
-         Obvio... - saco una tarjetita de su chaqueta y me la ofreció.
-         Gracias...
Me quedo mirando fijamente, y me sentí incomoda, por lo que mire hacia otro lado, fue allí donde me fije en la mirada enojada de  Jasper. Estaba molesto.
Saco su móvil digito un numero y se lo puse en el oído.
-         Bella mi amor ¿dónde estas cariño?- le hablaba con tanto amor, que dolía.- Ahhh ok... esta bien... no te preocupes... si claro.
Cerró el teléfono disgustado.
-         Bella no vendrá, parece que el asunto se le alargo...
-         Ohh que lastima- dijo Edward- quería conocer aquella muchacha graciosa que habla Emmett- Jasper sonrió.
Al cabo de unos minutos nos marchamos, Jasper había pagado la cuenta y nos despedimos, a la salida del restaurante.
-         ¿Quieres que te valla a dejar?- me ofreció Edward...
-         No te preocupes Edward- interrumpió Jasper con la mandíbula apretada. ¿Por qué se enojaba tanto? – yo la iré a dejar.
-         No Jasper, deja que me lleve Edward- le pedí, era lo mejor, así tendría mas tiempo a solas con Edward.
-         Pero... pero, se lo prometí a bella.
-         Jajá. como te dije antes, soy una mujer independiente- Edward sonrió y al parecer a Jasper ya no le hacia tanta gracia.- quiero que me valla a dejar Edward.
-         Bueno como tu quieras.- se despidió de un beso en la mejilla, y de la mano con Edward, subió al coche de bella y arranco.
-         Bueno... nos vamos
Edward subió a su coche y yo lo seguí.
Mientras Edward conducía a donde yo le había indicado que quedaba el hotel me hiso muchas preguntas a las cuales respondía con una sonrisa.
Al llegar al hotel se bajo y me abrió la puerta. No objete estaba cansada, para repetir lo mismo que le dije a Jasper...
-         bueno señorita Alice llegamos... fue un gusto, eres de lo mas interesante.
-         Jajaja- gracias.
Me beso en las comisuras de mi boca, donde sentí una pequeña electricidad. Al parecer me gusta a mas de lo que creía.
Subió nuevamente a su coche. Y se despidió diciendo “te espero” quede aturdida hasta que recordé que tenia que ir a visitarlo a donde trabajaba... me recorrió un escalofrió al pensar en sus manos recorriendo mi espalda...
Subí a mi habitación donde caí rendida en la cama, fueron muchas emociones para un día, y con ese pensamiento me sumí en la inconsciencia

Bueno chicas ahi les traje el segundo capitulo de esta historia espero 
que les valla gustando, las quiero mucho besos

Visitantes recientes