mis amados lectores

jueves, 26 de enero de 2012



Pov Bella

No la entendía de verdad que no, es que ¿Cómo era posible? ¿Cómo había llegado a convertirse en un monstruo semejante? ¿Cómo pudo haber cambiado tanto? Antes era todo distinto, desde que llegamos a Forks, todo había cambiado, desde un momento a otro comenzaron los silencios, las malas miradas, las malas palabras, las salidas de noche, los vestidos escotados, las mini faldas, las drogas, el alcohol, y que todos la considera una prostituta por andar con uno y con otro.
¿Dónde habían quedado los buenos momentos? Cuando sentíamos los sentimientos de la otra, cuando una empezaba una frase y la otra la terminaba, cuando las dos pensábamos lo mismo a la misma vez, cuando nos entendíamos tan bien que a veces no necesitábamos las palabras, cuando nuestra hermandad iba mucho mas haya que cualquier otra cosa, cuando una defendía al a otra, cuando hacíamos travesuras, cuando confundíamos a Reneé para que adivinara quien era quien…
Eso eran momentos tan felices, tan acogedores que no tenía idea que había pasado. Solo una vez se lo pregunte y fue espantoso…

<<Flashback>>

-         ¿Qué demonios te pasa? ¿Por qué me miras así?
-         Jajaja lo que hace la conciencia hermanita.
-         ¿a que te refieres?
-         ¿sabes? No quiero discutir, o sea no, esa no es la palabra, no quiero hablar contigo, no quiero mirarte, no quiero escucharte, no quiero nada de ti así que aléjate de mí.
-         ¿pero por que?
-         Por que me das asco maldita zorra

Diciendo esto se alejo de mi, y no solo a distancia si no a todos los sentidos

<<Fin flashback>>

Sentí como se cerró la puerta de la habitación de Rosalba, y baje a hacer la cena, en cierto sentido mi hermana tenía razón, siempre me pasaba en casa, haciendo la comida, yendo al instituto, atendiendo a mi padre, haciendo el aseo de la casa, los deberes del colegio. Nunca salía, nunca me entretenía. Y como decía mi hermana me vestía de mala manera, aunque prefería vestirme mil veces de la misma forma que como ella, solo que no me vestía como todas las chicas, usaba cosas más cómodas anchas y pasadas de modas. Pero era mejor así, me gustaba, nadie me molestaba pasaba inadvertida, vivía en mi burbuja eso era lo que siempre había buscado.
Mientras preparaba los ingredientes para hacer la comida el silencio se apoderaba de todo. Sentí como se abría la puerta de la sala, de seguro seria papa.

-         ¿llego? –Fue lo primero que dijo. Incluso antes de saludar, lance un suspiro al aire, cuanto me dolía y cuanta rabia me daba mi padre al verlo así todo afligido.
-         Si, si llego, pero aun esta fermentando en su habitación. –el se sentó en una de las sillas de  la cocina sacándose los zapatos, y yo le servía su comida.
-         Ya no se que hacer con ella. A veces pienso que es por forks, pero le he ofrecido irse con su madre un millón de veces pero nada. No quiere –saque otro plato para mi y me senté junto a el pensando en la olla vacía que había dejado en la cocina –déjala papa, mientras mas atención le das peor se comporta, yo creo que es para llamar la atención, y como lo consigue lo sigue haciendo, pero ya basta. Desde ahora en adelante no cuenta mas conmigo, ella quiere que no la tome en cuenta y eso hare, será como si ella no existiese…

Mi papa se fue a su habitación y yo me quede lavando la loza que habíamos ocupado, pero me di el gusto de dejar la olla allí, tal como estaba, aunque debo admitir que cuando ella bajo las escaleras rumbo a la cocina, se me acelero el corazón, asustado por cual seria su reacción.
Ni siquiera me di vuelta a verle la cara, ni a saludarla, ni menos a ofrecerle nada, totalmente diferentes a otras ocasiones, se quedo parada un rato y trate de no tomarla en cuenta y seguir en lo que estaba, luego de un instante avanzo hasta la olla y la destapo encontrándola vacía, yo me fui hasta el otro extremo de la cocina buscando el paño para secarme las manos cuando pregunto;

-         ¿y la comida? ¿todavía no cocinas? –me hablaba como si fuera su criada, y en ese instantes me di cuenta lo estúpida que había sido al preocuparme por ella, pero eso se había terminado –oye, te estoy hablando. –alzo la voz al ver que no le había respondido.
-         A parte de puta parece que también eres bipolar –sus ojos se agrandaron al ver como yo le respondía –no quieres que te hable, pero solo cuando te conviene verdad, pues no las cosas no funcionan así, es si o es no, si dices que haga como que no existas lo hare, así que desde este momento si quieres comer, hacerte tú, tu comida, lávate tú tu ropa y tú todas tus cosas, a ver como te va- y sin decir mas Salí de la habitación escuchando un ruido tremendo en la cocina, como si alguien estuviese tirando todo lo que se encontrara, pero la verdad no sabia quien era yo vivía sola con mi papa.

Bueno chicas aquí les dejo el primer segundo cap de esta historia, es un poco latero si, pero el próximo se viene mucho mas interesante espero que les haya gustado y me dejen sus coment… porfis C: besitos <3

2 comentarios:

  1. esta historia pinta muy bien,estare al pendiente del proximo cap,besos amiga te quiero.

    ResponderEliminar
  2. me gusta la trama de la historia :) la seguire, por cierto soy nueva en esto y espero que te pases por mi blog aver que te parece si?
    http://eclipsadoamanecer.blogspot.com/
    muchas gracias :D

    ResponderEliminar

por favor déjame tu huellita en mi corazon, ya que son la inspiracion que me alimentan a seguir escribiendo xD

Visitantes recientes