mis amados lectores

martes, 25 de octubre de 2011

De regreso!! =D

Jugando con el destino cap 15

Holaaa Siglos sin visitarlas ! :$
bueno les quiero decir que estoy estupendamente, mejor que nunca... el bebe esta sanito ya tengo dos meses y esta de lo mas bien pronto subiré fotos para que lo vean como va en la guatita. como ya estoy bien les traeré de vez en cuando mas capítulos por el momento les traigo este (ya se que antes lo había publicado) pero tragicamente :$ se me borro del blog :D y algunas me lo han pedido. por que si se fijan al pinchar el link del cap 15 no sale nada y tampoco es la idea de que no lo lean y queden con lagunas mentales. el sábado les traeré el prologo que esta pendiente de esta historia. ahhh! como se daban cuenta regrese! las extrañaba tanto! T.T pero bueno aqui estoy. las adoro chicas mil besos!!


Nos separamos con las respiraciones agitadas, yo necesitaba el aire para calmarme y no dejarme llevar demasiado… más de lo que ya me había permitido. Antes de que incluso bella recuperara su respiración normal, yo comencé con mis explicaciones, tarde o temprano tenia que hacerlo, y mejor empezar desde ya, aparentemente bella me había perdonado pero no podía estar seguro de eso, necesitaba explicarlo todo, el por que lo hice, el como me sentía, y todo lo arrepentido que estaba. Quería suplicarle perdón, implorar si fuera necesario.
- Bella lo siento, perdóname mi amor, no sabes lo arrepentido que estoy, es mentira todo lo que te dije, yo te amo de verdad, créeme por favor te lo ruego, yo no puedo vivir sin ti, si decides dejarme lo entenderé, pero por favor bella- solloce sin poder controlarme- no sabes como fue… era un infierno sin ti, yo te amo bella te amo demasiado perdóname por favor te lo suplico.

Bella me miraba con perplejidad, parecía no entender nada de lo que yo le decía, o al menos eso aparentaba. Volví con la ronda del perdón.
Pero bella aun seguía mirándome con escepticismo, y nuevamente me volví a frustrar por su silencio mental, igual que los viejos tiempos, la verdad es que nunca lo lograría superar. Agarre su rostro inmóvil y atónito entre mis frías manos.
- ¡Bella por favor di algo!- le suplique desesperado- me estoy volviendo loco.
- Pero… pero, que quieres que te diga si no entiendo nada de lo que me dices.
- ¿Cómo que no entiendes nada de lo que te digo?
- Eso. Ni siquiera se donde estoy Edward, estoy confundida, y tu vienes y me confundes mas, ¿Qué quieres que te perdone?
- ¿no lo recuerdas bella?
- ¿¡recordar que!?- se le veía confundida y alterada… ¿seria posible?

Sin dar ninguna explicación llame a mi padre, con el botón de emergencia.

- Edward ¿que pasa?- me pregunto pasivamente- me estas asustando- le tembló la voz.
- No se mi amor de verdad que no se. Por lo pronto trata de recordar lo ultimo que te haya pasado.- le pedí con fervor
- He… recuerdo nuestro verano juntos- sonrió- el ingreso al instituto, tu increíble persuasión con la secretaria para conseguir que todas nuestras horas de clases nos tocaran juntos- sonrió aun mas esta vez con un eje de picardía, pero luego se le borro la sonrisa. Demonios, pensé, ahora se viene lo difícil.- recuerdo que se acerca mi cumpleaños y tu no quieres transformarme- me quede estático, no solo por el hecho de que mencionara su conversión en un monstruo, si no la forma suya de hablar en presente. El se acerca en vez de decir se acercaba mi cumpleaños
- No recuerdas nada mas, bella piensa por favor, es de vital importancia. Cuéntame detalles de lo último que recuerdas.
- Bueno… me acuerdo de Alice, y su insistencia para que fuera a una fiesta en tu casa. Yo no quería ir, y ustedes me obligaron- entrecerró los ojos y se cruzo de brazos aparentemente enojada pero con una hermosa sonrisa en el rostro, si la situación no fuera tan grave, me estaría riendo a su costa- tu prometiste llevarme a ver romeo y Julieta y luego nos iríamos a tu casa… llego Charlie con pizzas y comimos, luego nos fuimos a tu casa y… y…- me tense- ya no recuerdo.

¡Dios mío! Fue mi único pensamiento. Carlisle venia en camino

- ¿Qué pasa?- se apresuro a examinar a bella, mientras yo me convertía en una estatua, y sospechaba todas las opciones.
- Carlisle ¿Qué le pasa a Edward?- observe como mi padre se quedaba congelado con una mano alzada- ¿Qué pasa?- bella estaba a punto de entrar en pánico.
- No recuerda todo Carlisle- decidí decir algo- bella recuerda solo hasta su desastroso cumpleaños.
- ¿desastroso?- pregunto mi amada con nerviosismo
- ¿Cuál es tu teoría?- intente no tomarla en cuenta, hasta no saber la opinión profesional de Carlisle, aunque yo ya lo tenia todo claro.
- Podrían ser lagunas mentales- mi padre se acerco a bella examinándole las pupilas con una pequeña linterna- puede que el organismo psicológico de bella, haya borrado todo aquello que no quisiera recordar, aquello que la hiriese… es como una autodefensa a todo aquello que le atormenta.- termino de relatar con lo que a mi me pareció voz escalofriante.
- Demonios Edward ¿Qué me pasa?-objeto bella- tengo derecho a saber. No yo ni Carlisle, le prestamos atención. Al menos yo no me sentía preparado.
- Aunque es solo una teoría, tenia mis sospechas la primera vez que despertó… - bella lo interrumpió.
- ¿la primera vez? ¿están hablando de mi?- pregunto con voz confundida y con la cabeza inclinada hacia un hombro.
- Espérame mi amor, te prometo que te explicare todo pero déjame saber primero que es lo que pasa- bella en un gesto de frustración se acostó en la camilla y se tapo la cara con las sabanas.
- Mande a sacarle una muestra de sangre- se escucho un gemido que provenía por debajo de las sabanas, Carlisle sonrió pero prosiguió con la explicación- todavía no salen los resultados, lo mas probable es que aparezcan como positivos, pero además necesitamos la ayuda de psicólogos profesionales con el tema.

¿Que piensas tu de esto Edward? Pregunto mentalmente mi padre, dejándome mas confundido. Nos quedamos mirándonos por al menos unos segundos, en los cuales estaba seguro que Carlisle podía leerme el pensamiento.
Es tu decisión, aunque no se si a bella le guste mucho la idea, ella no perderá la memoria para siempre, hijo ten en cuenta eso, además Alice no te lo permitirá, tampoco Charlie ni los quileutes. No conozco mucho a bella, pero por lo que he observado no le gustara la idea.

Tanto Alice como Charlie quieren lo mejor para bella, tu mismo lo has dicho, su mismo sistema la hiso olvidar es por que todavía no esta preparada para afrontar nada, cuando llegue el momento que pase, pero por el momento quiero aplazar todo lo mas posible- le confesé a Carlisle lo bastante bajo para que bella no pudiera escucharme, la verdad hasta yo me sorprendí de mis palabras, era un ser egoísta lo se, pero una parte de mi me decía que era lo mejor.
Carlisle se fue, nos dejo solos pero antes de que se marchara le pedí que nadie nos molestara. Solo asintió, sabia muy bien que no estaba de acuerdo conmigo, y quizás no lo estará mucha gente, quizás esto desate una pelea entre los quileutes como lo suponía mi padre, quizás me cueste convencer a Alice y Charlie, sobretodo a Alice, Charlie es un padre súper sobreprotector, y cuando le mencione la idea que bella tenia la posibilidad de olvidar lo mucho que sufrió, hacer como si nunca hubiese existido. El me entenderá.

Tal como lo esperaba, apenas Carlisle cerró la puerta, bella me azoto con preguntas del tipo: ¿Qué pasa? ¿Qué me paso? ¿Por qué estoy aquí? ¿Ya había despertado? ¿Desde cuando estoy aquí? ¿Cuánto estuve inconsciente? Y la peor de todas ¿Qué es lo que no recuerdo?

- Mi amor… - susurre intentando evadirla. ¿desde cuando me había puesto tan cobarde? A si verdad, desde que he tenido que sopesar la idea de perderla.
- No Edward, te deje que hablaras con Carlisle tranquilamente, casi ni interrumpí – alce una ceja, ella vacilo- bueno solo un poco, pero entiéndeme ¡estoy confundida!- se quejo- despierto, Esme me mira raro, tu llegas raro, me pides perdón casi arrodillado por algo que no se que paso, luego viene Carlisle y empiezan a hablar con claves, con palabras que me dejas asustada, luego Carlisle dice que me saco sangre ¡y sin mi consentimiento! –gimió mientras se acariciaba el brazo. Pero luego se puso muy seria- Edward por favor dime la verdad, quiero saber que demonios pasó.

La ultima frase me dejo hecho pedazos ¿decirle la verdad o mentirle para hacerla feliz?

Como siempre preferí su felicidad. Me acosté a su lado, delicadamente aun tenia las intravenosas clavadas en las venas.

- Bella tuviste un accidente, al parecer perdiste la memoria.-gimió de pánico mientras yo la miraba ansioso.
- ¿Qué se me olvido? ¿Algo importante?
- No, nada circunstancial – maldito, idiota mentiroso- susurro una voz enfadada en mi cabeza- la verdad estuviste mucho tiempo en coma.
- ¿Cuánto?
- Dos meses.
- ¿¡que!?- grito
- Fueron dos meses terribles- susurre mas para mi que para ella.
- Pero ¿Qué paso? ¿Qué accidente tuve?
- Estábamos en mi casa, íbamos a salir, yo estaba abajo hablando con Carlisle cuando bajaste por las escaleras- no sabia como se me podían ocurrir tanta sarta de mentiras, con cada palabra que pronunciaba mas me odiaba- no se como te tropezaste pero caíste y desde entonces has estado inconsciente.- ella me miraba con perplejidad y yo intente poner mi mayor cara de sinceridad que pude

1 comentario:

  1. SUPER AMIGA Q HAYAS REGRESADO.... yA ME HACIAS MUCHISIMA FALTA!!!! ME ALEGRA Q TU BEBE ESTE SUPER BN Y Q SIGA ASI... TMQ Y A TU BABY TAMBIEN :)

    ResponderEliminar

por favor déjame tu huellita en mi corazon, ya que son la inspiracion que me alimentan a seguir escribiendo xD

Visitantes recientes