mis amados lectores

sábado, 23 de julio de 2011

rescatame de aqui!


Pov Aro
-         No me fio. Siento que pasa algo y bella no me lo quiere decir.
-         Te dije que no estaba lista para una misión como esa. Debiste de haber mandado a otro – comento cayo
-         Yo confio en Isabella si ella dice que no hay peligro no hay por que temer – marco siempre con sus pensamientos pasivos, muchas veces me aburría.
-         Amo – llamo demetri en la otra esquina – aquí está.
-         ¡Bree querida tanto tiempo sin verte, me tenias abandonado! Ni una visita.
-         Digame amo. – le hice señas a demetri para que se retirara y así nos quedamos bree, mis hermanos y yo solos en la sala.
-         Me preguntaba querida, si es que existía alguna posibilidad en que bella, haya descubierto lo que hicimos cuando la encontramos. O sea que aya sido capaz de escudar también tu don.
-         Bueno… sabemos que el don de bella es inigualable y aunque mi don es poderoso lo mas probable es que se pueda ir deshaciendo con el tiempo. Mientras ella mas fortalezca el suyo el mío quedaba mas borrado.
-         ¡maldición! – grite – no puede pasar eso, bella no puede empezar a recordar, si se enterara que fui yo quien mato a toda su familia, que fui yo quien la transformo. De seguro la perderemos para siempre.
-         No lo creo. Bella tiene lo Vulturi en la sangre, tu propia ponzoña corre por sus venas. A ella le gusta la maldad el poder, igual que nosotros, incluso me atrevería a decir que si en algún momento lo recuerda te lo agradecerá.
-         No lo se, no lo se, espero que si pasa la catástrofe piense como tu dices cayo… de momento quiero que hagas algo para mi bree.
-         Lo que ordene.
-         Necesito que vallas a forks.

Pov Bella.
Ha pasado una semana, y las cosas con Edward no iban para nada bien sobretodo por que ese mismo día llegaba Tanya su prometida. Y al día siguiente seria la boda. Alice ya tenia todo organizado a pesar de que toda la familia sabia de mis sentimientos hacia Edward y los del hacia mi, sabían lo que pasaba o paso entre nosotros. Pero nadie decía nada seguían con sus vidas, y con la estúpida boda todos excepto Alice que sin decirme nada. Con su sola mirada me criticaba el hecho en que no me importara que Edward se casara. Pero ellos no sabían que si me importaba y mucho pero no sabia que hacer, me moría por dentro al saber que en un día mas ella se convertiría en una Cullen, ella seria la que se refugiaría en sus brazos, ella. Ella, y no yo. Pero ya había tomado mi decisión esperaría a la boda y el mismo día me iría a Volterra le contaría todo a Aro pero obligándole a no hacerle nada a la familia Cullen o me perdería para siempre. Ellos no eran una amenaza en ningún sentido, bueno al menos si no se sentían en peligro.
Habíamos llegado de comprar mi vestido el que supuestamente usaría el día de mañana con Alice. Estábamos en mi departamento y ella me miraba a cada rato con el ceño fruncido.
-         ¿Qué pasa Alice? Solo suéltalo te ahogaras – mi amiga (luego de esta semana la consideraba de verdad una amiga) se rio.
-         Lo siento es que solo… yo tengo una duda…
-         ¿Es sobre tu hermano no?
-         Si… o sea se nota que se quiere pero no veo el problema, además ¡tu no me dejas ver! Hasta cuando me dejaras con esta ceguera contigo- me reí de su comentario.
-         El problema es Alice que yo no soy para tu hermano, tu familia y tu, no me conocen realmente por eso mismo no te dejo ver mi futuro. Pero te juro que pronto dejare de ser un anzuelo en el costal de Edward. Pronto no sabran nada de mi. Que rabia me daba esas arrancadas de sinceridad que me daban de repente, poco me importaba dejar el desastre a mis espaldas. Alice me miro con los ojos abiertos de par en par.
-         ¡A no! Tu no te iras de aquí  nunca. ¡nunca! Eres mi amiga- mi miro con un puchero – prométeme que no me dejaras nunca bella.
-         No puedo hacer eso – vi como le dolía lo que le decía – pero te prometo que siempre estaremos en contacto siempre. – puso una carita que me partió el alma. Pero mas que eso no insistió con el tiempo. Quizás en el fondo sabia que era lo único que yo podía ofrecerle aunque antes de marcharse a su casa dijo.
-         Yo se que no eres mala, solo falta que tu te des cuenta. – yo sabia yo me daba cuenta pero aun así, eso no significaba lo que un día fui.
-         Te quiero Al.
-         Yo igual bella te espero mañana ¿sip?
-         Haya estaré

*o*
Tenia miedo, hoy era el día, el día en que mi mundo se acabaría, el día en que perdería al hombre de mi vida para siempre.
Tenia miedo de ir y mostrar todos mis sentimientos, miedo de derrumbarme flácidamente frente de todos, de sollozar ridículamente cuando el cura los declarara marido mujer. Tenia miedo de Tanya. ¿yo miedo de alguien? Si señores Isabella Vulturi tenia miedo. Miedo de que Tanya fuera mucha mas mujer que yo, mucho mas bella, mucho mas angelical, mucho mas todo.  
Al menos si eso era así, me iria tranquila y sabiendo que había dejado a Edward en una manos mucho mejores que las mías.
En la casa se escuchaban pasos para allá, pasos para acá. Tenia revuelto el estomago ¿no se suponía que yo tendría que estar viajando hacia Volterra? En cambio estaba ahí parada como una idiota viendo la casa grande con los ojos empañados en nostalgia. ¿es que acaso tenia derecho siquiera a echarle el ultimo vistazo?
Sentí como algo me derrumbo, y derrumbo todas mis barreras, el hecho de saber que todo pasaría a ser un sueño, que con el paso de los milenios me reiría de esto o lloraría sin descanso, sola, aburrida y maldita en alguna solitaria torre de Volterra.
En ese momento Alice salió disparada para fuera. Estaba extraña demasiado agitada, y no parecía emoción si no pánico.
-         ¡Bella que haces allí afuera! – me miro con el ceño fruncido parecía enojada - ¡y mírate bella toda desarreglada! ¿y el vestido que te regale? Ok. Ok. No me des explicaciones. Tengo algunos míos que te pueden quedar – Alice no paraba, simplemente no me dejaba hablar y la verdad me estaba desesperando. – es lindo, largo y de dobles tirante, ¡de seda! Es color piel, se ajustara adecuadamente el tuyo realzando tus ojos, que hoy lucen de un dorado estupendo. Me alegra que hayas seguido nuestra dieta. Te ves muy hermosa así, y como te iba diciendo…
-         ¡¿Alice para si?! Gracias por el vestido y por el piropo pero no me cambiare de ropa, Amm… no puedo asistir a la boda tengo algunas cosas pendientes. – Alice me tendió la mano y me paso un teléfono celular.
-         Llama al aeropuerto y cambia la hora de viaje – me mando con un timbre de voz que difícilmente te podías negar.
-         Pero… pero ¿Cómo lo sabes?
-         Por que bajaste la guardia y pude ver lo que propondrías, pero fue muy leve solo se que te irías. Pero bella por favor quédate, no te digo que te quedes en la ceremonia misma pero solo quédate ¿si? Tengo un buen presentimiento. Se que esto terminara bien.
-         Alice la única manera de que esto acabe bien es que yo me valla. Es lo mejor para todos sobretodo para tu hermano.
-         Deja que el lo decida.
-         No lo se Alice.
-         Bella por favor confía en mi. Quédate en mi habitación, podras ver la ceremonia y no te pondrán ver estarán de espalda.
-         Ok, pero no le digas a nadie que estoy aquí.
-         Lo prometo. Mantendré a Edward fuera de mi mente. Aunque puedo asegurar por tu olor ya sabes que el sabe que estas aquí.
-         Bueno no importa dudo que me busque estando su novia en la misma casa – Alice se quedo pensativa y con  los ojos fijos en mi rostro.
-         Cuanto lo siento bella. Pero todo esto puede pasar, se la propuesta que te hiso Edward dile que no se case ¡por favor! No sabes lo que a cambiado desde que te conoció, el ya no es el mismo, aquella luz en el antes no existías y hasta el día de hoy bella, todavía tiene allí la llama de la esperanza por que siente que tu te arrepentirás.
-         No lo se Al, no lo se.
-         Vamos a mi habitación, la boda empezara en pocos segundos mas.

Tratamos de que nadie nos viera pero la misión fracaso estrepitosamente, Carlisle nos vio, y Jasper, y Emmett en fin. Casi todos me miraban con cara de suplica. Como si supieran todo absolutamente todo aunque ¿Por qué no podrían saberlo? Tontos no eran.  
Alice me dejo sola en aquella habitación de ventanales gigantesco que daba la espalda a la boda, no antes sin darme un fuerte abrazo.
Suspire y me senté en la esquina de la cama. Parecía como si fuera a ver una película, pero en 3D y que haría pedazos mi alma, tanto que no estaba segura si tendría las fuerzas para irme de ahí. Estaban todos los invitados ya sentados cada uno en sus lugares. Vi como Edward se paraba al lado del cura con el rostro sombrío, miraba hacia todos lados, se agarraba el pelo con ambas manos.
Comenzó a sonar la música y mis nervios se dispararon, sentía una presión en el pecho como si tuviera un corazón y estuviera a punto de sufrir un colapso de tanto saltar. La novia avanzo, era hermosa, como cualquier inmortal, un vestido blanco le resaltaba la esbelta figura, pero me di cuenta que Edward ni siquiera la miraba fijamente si no que seguía mirando hacia todos lados. Como buscando algo, como buscándome.
La boda dio principio, y siguió avanzando, toda la familia Cullen estaba con la cara tallada en seriedad, nadie reía, ni siquiera Emmett, y yo estaba peor que ellos. Sentía que cada palabra que digiera el cura acababa lentamente con mi vida. Hasta que llego el momento en que casi no pude respirar, cuando llego el momento de enterrar la daga en mi pecho, cuando sentí como mis venas se vaciaban de la sangre de los animales, cuando sentí como abandonaba mi alma el cuerpo.
-         Tanya denali  ¿quieres recibir a Edward Cullen., como esposo, y prometes serle fiel en la prosperidad y en la adversidad, en la salud y en la enfermedad, y, así, amarlo y respetarlo todos los días de tu vida?
-         Si, padre acepto. – apreté mis mandíbulas cuando la maldita acepto, acepto por esposo al hombre que yo amaba, al Mi hombre. Perra.
-         Edward Cullen ¿quieres recibir a Tanya denali, como esposa, y prometes serle fiel en la prosperidad y en la adversidad, en la salud y en la enfermedad, y, así, amarla y respetarla todos los días de tu vida?- ¿Respetarla? ¿Serle fiel? ¡¿Amarla?! ¡estaba loco ese cura primero muerta? Edward aun no contestaba y sabia que lo esperaba, algo, cualquier signo mío algo para poner fin a eso. Estire mi escudo fuera totalmente de mi mente como cuando lo hacia para que aro pudiera escucharle. Y se lo dije.

No te cases, Edward mi vida no te cases te lo suplico.

 Vi como Edward pegaba un respingo de seguro le sorprendió que le hablara por la mente.

-         ¿y señor Cullen acepta por esposa a Tanya Vulturi?
-         No
Respire nuevamente. Y luego me asuste por el revuelco que se armo allí abajo, toda la gente susurraba y Tanya había quedado petrificada mirando a Edward de par en par. Escuche como Edward susurraba “¿donde estas?” le respondí eufórica te espero en el coche no te demores vi como asentía con la cabeza. Antes de salir de la habitación vi como tad ala familia Cullen sonreía.

Y chicas que tal? Les gusto? Arto emotivo… estoy  un poco apurada llego tarde al trabajo pero quería dejarles este cap primero que esta muy revelado xD las quiero a montones y por favor déjenme sus coment besos ¡

7 comentarios:

  1. awwwww me encantoooooo!!!! que lindos!!!! me encanta esta historia!!!! :D actualiza rapido porfaaaaaaa

    ResponderEliminar
  2. dios me encantoooooooooooooooo que emocion dijo que no ....Besos...

    ResponderEliminar
  3. me encantó!!! y sí está muy emotivo el cap. espero el proximo... ya quiero ver que pasa... besos

    ResponderEliminar
  4. oh,me a encantado!
    eres fantastica amiga,tus historias me fascinan.
    ya quiero mas!
    besos,te quiero.

    ResponderEliminar
  5. Me encaantaaaaa! me gustan muchisimo tus historias, publica pronto Karito :D

    ResponderEliminar
  6. Me fascinó...publica rápido por favor...Un besote

    ResponderEliminar
  7. Cuando volveras a escribirr? u.u MEE ENCANTO LA NOVELAA! ES GENIAAAL! CASI LLORO! DALEEE! HAZ MAS :)

    ResponderEliminar

por favor déjame tu huellita en mi corazon, ya que son la inspiracion que me alimentan a seguir escribiendo xD

Visitantes recientes