mis amados lectores

martes, 1 de marzo de 2011

capitulo 11 Las dos Bellas


1

♥__________________________________________________________________♥♥♥
Chicas: les traigo otro capi disculpen los días sin publicar es que Karito no esta, bueno espero que vuelva pronto. (Yo y mis excusas xD) ojala lo disfruten tanto como yo disfrute al escribirlo.
Las kiero mucho! ♥
Y les mando un beso enorme a cada una…
♥__________________________________________________________________♥♥♥


Días sin sol… noches sin luna.

Capitulo 11. Las dos Bellas

Bella POV.

Mi mundo al fin estaba en armonía, podría pasar el huracán Mike a mi lado, pero yo seguiría en completa calma.
Me sentí especial, querida…
En el pasado casi avía olvidado como se sentía aquello, estaba volando en una nube, muy alto lejos de todos mis problemas, flotando en esta cama que era el cielo.
Y a mi lado había un ángel, perfecto y hermoso.
mi ángel. Me quede regodeándome en aquellas dos palabras que cantaban como una dulce melodía en mi mente.
Pero no podría vivir por siempre en este estado de letargo, yo tenía una hija y estaba casada. Aunque lo único que me importaba realmente era mi bebe.
Tenia tantas cosas en las que pensar, pero por extraño que pareciera tenia mucho sueño, tanto que estaba medio dormida y no podía mantener el hilo de mis pensamientos en forma clara.
—Bella. —Su hermosa voz izo que volviera a la superficie—, ¿quieres que te lleve a casa?
¡NO! casa no. Gritaba una voz aterrada en mi mente.
—Tranquilla Bella me quedare contigo. —Me calme. El infierno se me hacia irresistible si estaba junto a él.
— ¿Que hora es?
— Como las cinco de la mañana.
¡Conrrazón tenia sueño! Me acurruque y cerré los ojos. ¿Cómo iva a irme si no tenia ropa?
—No puedo. —Le respondí, deseando nunca poder moverme de allí.
Se rió de mí.
— ¿Y eso por que?
—Por que no tengo nada que ponerme. —Le dije encogiéndome de hombros.
—Ah, perdón por lo de tu ropa. —No parecía muy arrepentido sino divertido, yo no le encontraba la gracia—. Te traje ropa mientras dormías.
Aquello no me gusto, ¡se fue mientras dormía! y no me había dado cuenta.
Me levante grogui con la cabeza zumbándome, por un segundo vi todo negro y me sentía muy cansada. Sin fijarme en nada me puse la ropa que me dio, no supe en que momento se vistió pero al segundo siguiente ya estaba en sus brazos. Me percate de que corríamos por la brisa que me alborotaba el pelo y me envolvía con su frió.
Todo se empezó a desvanecer y volví a flotar.
Mis sueños no eran nada agradables, me vi a mi misma desde otra perspectiva como si apreciara un espectáculo desde la platea, el espeso bosque la rodeaba y la lluvia la empapaba haciendo que mechones de cabello mojado se le pegaran al rostro, se veía tan sola y deprimida que quise ayudarla, darle un abrazo y decirle que todo estaría bien. Pero no podía. No podía ayudarme a mi misma. Me asuste al ver a Mike tras de ella, quien giro bruscamente sobresaltándose para volverse una estatua viviente al contemplar la sonrisa macabra que se dibujaba en el rostro del hombre causante de su sufrimiento. Podía sentir lo mismo que ella, por que éramos la misma persona. La Bella del sueño tenia miedo hasta de respirar, él le gritaba algo que no logre escuchar, pero ella se enojo y parecía explotar cuando le grito que Edward nunca la dejaría.
El la miro con sarcasmo y se carcajeo burlándose, al tiempo que quien ella creía que era su protector salio de las sombras con la misma expresión para situarse al lado de Mike.
¡NO! NO, NO, no podía ser… se me partió el corazón de ver expresión desolada de la otro bella, dando torpes pasos hacia atrás completamente aterrada. Hasta que se topo con la cabeza de un enorme lobo, salto como si la hubiese electrocutado, estaba acorralada y yo quería gritar, correr y ayudarla a escapar. Pero no podía, me encontraba en otra parte de la escena. El vampiro mostró los dientes y gruño, el lobo le aulló a la luna y el humano la empujo tirando a la bella del sueño contra la hierba mojada. Ella se ovillo cubriéndose la cabeza con las manos y ocultando el rostro ente las piernas con la frente en las rodillas.
Era a mí a quien usaban y golpeaban, por alguna extraña razón había dividido mi mente en dos y una parte era capaz de ver las cosas desde otro ángulo.
Si esto era un sueño quería despertar. Luche con todas mis fuerzas…
Estaba en la misma cama de siempre, en la que había dormido y sufrido en compañía de Mike. Me percate de que estaba llorando y gritando, pero no deseaba dejar de hacerlo, también de que Edward estaba a mi lado, me retorcí entre las sabanas aterrada recordando mi sueño, él se acerco a mi y me asuste instintivamente. El sueño me había traumado y no podía olvidarlo, era como si aún no hubiera terminado.
—No me toques. —Lo amenace. Necesitaba reordenar todos mis pensamientos. Su expresión dolorida me hizo sentirme culpable.
Pero todavía no me encontraba bien, la imagen de ellos tres, y especialmente la de él, tomándome como si fuera una callejera en el bosque seguía atormentándome. Podía soportarlo de Mike y de Jacob pero no de él.
Me sacudí tratando de ahuyentar aquellas imágenes repugnantes que nublaban mi mente, tanto que me caí de la cama con, las sabanas enroscadas entre las piernas.
A pesar de que estaba vestida me arrastre en el piso y me envolví en la sabana ahogando mis sollozos.
Me clavo la mirada, y fueron aquellos ojos que parecían a punto de llorar los que me hicieron salir de mí estado de histeria.
Me seque las lágrimas con un pedazo de tela, llena de culpa, por haberlo rechazado de la forma en que lo hice.
Él del sueño no era él, solo era un ser creado por mi mente.
Me sentí sola y vacía.
Lo mire suplicándole que me abrazara y me consolara, por suerte el se acerco a mi entendiendo mi silenciosa petición. Se arrodillo en el piso junto a mí, y yo me tire a sus brazos sintiéndome como una idiota. Por alguna gracia divina el me amaba, algo en mi interior me decía que jamás me volvería a dejar y eso bastaba para que sea feliz.
No se atrevió a preguntarme que me pasaba.
—Bella. —Me dio una suave sacudida—. Elizabeth se va a despertar, en quince minutos.
Me levante automáticamente de un salto enredándome con las sabanas, Edward me sostuvo de la cintura evitando que me estampara contra el suelo.
Me cambio de ropa poniéndome lo primero que encontré cuando me mire al espejo del armario me di cuenta de que mi pelo era un desastre, lo alice con un sepillo asta que quedo pasable, corrí al lavarme los dientes. A Edward parecía causarle gracia pero no se atrevió a reírse de mí.
Cando Salí del baño él ya no estaba, me decepcione, tal vez me había equivocado con eso de que nunca me dejaría.
Baje las escaleras desilusionada, mire el reloj del saloncito el cual indicaba que eran las diez y veinte de la mañana.
Eli bajo las escaleras y me abrazo como cada mañana. Ella siempre me demostraba todo su amor lo abrace conteniendo las ganas de llorar, me di cuenta de que no tenia ni la mas mínima idea de donde abría tirado Alice a Mike.
Un detalle insignificante.
Golpecitos en la puerta me sobresaltaron, ¿a esta hora?
Abrí y me lleve una gran sorpresa…
Alice y Edward riendo sumamente hermosos y cubiertos por la lluvia, obviamente los hice pasar.
Primero me puse muy contenta, no se habían ido a ninguna parte.
Pero después me preocupe, ¡¡¡ acaso no se suponía que Eli no debía verlos!!!
Fuimos todos a la cocina. Le informe a Eli que teníamos visitas ¡como si ella no los estaba viendo! parecía optimista me alegre así las cosas serian mas fáciles.
— ¡Hola! —Canturreo Alice emocionada, saludando diplomáticamente a Eli, yo me puse a preparar el desayuno pero Edward negó con la cabeza me dedico una sonrisa y dijo que el lo hacia. El mundo entraba de cabeza. ¡Un vampiro cocinando! ¿Quién lo diría?
—Soy Alice Marie Cullen, se presento con una sonrisa radiante que iluminaba su hermoso rostro de duendecillo.
— ¿Enserio? —Le pregunto mí bebe fascinada—. Yo me llamo Elizabeth Marie Newton.
—mamá te puso Marie para recordar a tía Alice. Y a que ni te imaginas por que decidí llamarte Elizabeth. —Estaba feliz de poder contarle estas cosas.
— ¿Por…?
—Así se llamaba su mama. —Le explique señalándole a Edward.
—Hola… soy Edward cullen. —Una sensación de déja bu me embargo. Recordé cuando él se había presentada conmigo en el instituto.
Eli me miro con una sonrisa.
— ¿Tengo una tía? —Pregunto sorprendida—. mamí, ¿Por qué no me dijiste antes? siempre quise tener una tia.
—No… en realidad no. —Le dijo Alice triste. Mi hermano y yo así como toda mi familia somos viejos amigos de tu mami—. Pero puedo ser tu tía si quieres.
Alice tenía un brillo especial en sus ojos que no logre identificar.
—Bueno. Nunca tuve una tía. —le respondió eufórica dándole un abrazo. Yo no entendía, si la acababa de conocer hace cinco minutos… debía ser el encanto de los cullen siempre lo supe una ves de que los dejas es imposible no quererlos.
— ¿Quieres desayunar? —Le pregunto Edward con esa sonrisa que yo tanto adoraba.
Eli se sentó a la mesa y él le sirvió el desayuno, mientras Alice la peinaba. Luego se acerco a mí manteniendo la distancia de “amigos”.
—Tienes hambre.
—Si, gracias —Lo mire raro—. ¿Y tu como sabes cocinar?
—Una vez estuve por Venezuela, allí había un idiota que tenia un libro de cocina, intentaba memorizarse todas las recetas para impresionar a una chica, era insoportable no pensaba en otra cosa.
La respuesta me pareció de lo más simple.
Me senté en la mesa y me di cuenta de que mi hija ya no estaba.
— ¿Y Eli?
—Esta con Alice, ella disfruta mucho con su rol de tía, Eli se encariño con nosotros. Al igual que su madre no tiene el más mínimo instinto de supervivencia.
Me impresione al escuchar la forma en que la llamo no le dijo Elizabeth como siempre hacia Mike, le dijo Eli.
A él le gustaba mi hija.
Probé el desayuno, esperaba que tuviera algún ingrediente de mas o de menos, pero no. estaba perfecto.
Eli bajo las escaleras a la carrera junto a Alice, las dos reían.
Todo parecía ideal, en paz, me pregunte cuanto duraría. 


♥__________________________________________________________________♥♥♥
Gracias por leerlo! :)
Que tiernos que son…
Casi llore…
si pudiera les regalaría un Edward a cada una. pero lo único que puedo darles es esto...
Les gusto?
♥__________________________________________________________________♥♥♥

8 comentarios:

  1. mmm estoy aqui ¬¬! :O
    el capi me encanto
    pobre bella esta traumatizada
    que feo sueño! se me erizaron los bellos del brazo :s felicidades mel tan bien como siempre

    ResponderEliminar
  2. hola buen dia Mel te quedo genail el capitulo y gracias por nombrar a mi gran pais a pesar de todo VENEZUELA, besos y como siempre no dejes de escribir

    ResponderEliminar
  3. awww...precioso...eso si me dio penita edward cuando bella lo rechazo peo taem le comprendo por todo lo que vivio!

    ResponderEliminar
  4. si juro que pense ne ti por ser una gran seguidora de a poco les are el honor a todas con sus paises o nombres que se iran filtrando en mis historias un beso y gracias por el apoyo

    ResponderEliminar
  5. wooooo
    que
    genial
    estuvi
    quiero mas
    jeje
    pobre bella esta sufriendo
    pero ia tiene
    a su angel al lado
    jeje
    bye tqm
    SUPER CHIDA

    ResponderEliminar
  6. ahahahhaha(suspiro)
    maravilloso... mel, me dejaste sin palabras, jejejeje! besos.

    ResponderEliminar
  7. hola
    mel aqui pasando
    de NEW
    JEJE
    oie
    te molestaria recordarme como me
    dijistes que hiciera el guion largo
    se me olvido jeje

    ResponderEliminar
  8. melbella me encanto y sii todas queremos un Edward super tierno...
    pero qusiera saber que haran con ese mike?? ¬¬
    que pasara....???
    mil besos linda

    ResponderEliminar

por favor déjame tu huellita en mi corazon, ya que son la inspiracion que me alimentan a seguir escribiendo xD

Visitantes recientes